Simón Bolívar
Simón Bolívar
Congreso de Ocaña
Congreso de Ocaña
Imagen de Bolívar y Manuelita
Bolívar y Manuelita
Quinta de Bolívar (Bogotá)
Quinta de Bolívar (Bogotá)
Quinta de San Pedro Alejandrino
Quinta de San Pedro Alejandrino
Bolívar en su lecho de muerte
Bolívar en su lecho
de muerte
Paita (Perú)
Paita (Perú)
Manuelita Sáenz
Manuelita Sáenz
Imágen de la película 
Manuelita Sáenz
Imágen de la película "Manuelita Sáenz"
Bolívar, libertador de cinco naciones.
Bolívar, libertador de cinco naciones.
Personajes »»»

 Simón Bolívar,
 el Libertador

 1. Antecedentes familiares
en España y Venezuela.
Su niñez y educación básica.

[ VER CRONICA 1 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 2. Venezuela Colonial.
Los antecedentes del
conflicto con España.

[ VER CRONICA 2 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 3. Simón Bolívar
viaja a España.
Su matrimonio en Madrid.

[ VER CRONICA 3 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 4. La invasión napoleónica
de España.
La declaración de Independencia
del 19 de abril de 1810.
Miranda Primer Presidente
de Venezuela.
Domingo Monteverde en acción.

[ VER CRONICA 4 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 5. El fin de la Primera República. Domingo Monteverde.
El fin de Miranda.
El Libertador en acción.
La proclama de Guerra a Muerte.

[ VER CRONICA 5 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 6. La Campaña Admirable.
La "Guerra a Muerte".
Fin de Monteverde.
La proclamación de la
Segunda República.
El caudillo José Tomás Boves.

[ VER CRONICA 6 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 7. Boves toma Caracas.
Muerte de Boves.
Liberación de Cundinamarca.
La Carta de Jamaica.
Las expediciones desde Haití.
El desembarco de Barcelona.

[ VER CRONICA 7 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 8. Expediciones desde
Haití y los Cayos.
Gobierno de Angostura.
Encuentro con Morillo.
Batalla de Carabobo.
Manuela Saenz, amor de Bolívar.

[ VER CRONICA 8 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 9. Encuentro de Bolívar
y San Martín en Guayaquil.
Bolívar en Perú.
Batallas de Junín y Ayacucho.
El Congreso de Panamá
y el sueño de Bolívar.

[ VER CRONICA 9 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
10. La desintegración
de la obra de Bolívar.
Su muerte en casa
de un amigo español.
El final de Manuelita Saénz.

[ VER CRONICA 10 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 

ÍNDICE Materias
ÍNDICES Cronológicos
» Ampliar
 

DECIMO REPORTAJE DE SIMÓN BOLÍVAR.


La desintegración de
la obra de Bolívar.
Su muerte en casa
de un amigo español.
El final de Manuelita Saénz.


En nuestro último reportaje, Bolívar y Sucre habían conseguido la aniquilación del Ejército español en América, tras lo cual, el Libertador ha convocado el Congreso Anfictiónico de Panamá.
 
 

Quedaba por definir las provincias del Alto Perú, que se constituyeron en una nueva nación que se llamó "República Bolívar", más adelante Bolivia, para la que el propio Bolívar redactó su Constitución.
 
 

El poder español ha sido efectivamente aniquilado, pero ahora comienzan con violencia inusitada las luchas por el poder y la división entre los países liberados.
 
 

Para empezar, en abril de 1826 ha estallado en Venezuela una Revolución con el General Páez a la cabeza contra el gobierno de Bogotá. La Gran Colombia de Bolívar se resquebraja. Bolívar acude a Caracas para restablecer el orden que lo logra a duras penas en 1827. Venezuela no quiere la unión con Nueva Granada.
 
 

Sale después hacia Caracas vía Cartagena, pero la Convención de Ocaña de 1828 no llega a poner de acuerdo a los componentes de la Gran Colombia. Las fuerzas de la disociación se imponen sobre las de la unión.
 

 
Página 1 de 4         1   [ 2 ] [ 3 ] [ 4 ]
 
Página 2 de 4       [ 1 ]   2   [ 3 ] [ 4 ]

Aumentan sus desacuerdos con el Vicepresidente Santander. El 28 de junio de 1828 Bolívar regresa
a Bogotá y el 25 de septiembre, los conjurados
afectos a Santander intentan asesinarlo.
Entran armados al Palacio de Gobierno
y matan al centinela.
 

Entran
armados
al Palacio
del Gobierno
y matan al centinela.

... cuando se abre
la puerta y aparece
"una hermosa señora con una espada
en la mano"...

Ya se hallaban frente al dormitorio de Bolívar cuando se abre
la puerta y aparece "una hermosa señora con una espada
en la mano".
Era Manuelita Sáenz que en un
breve diálogo con los insurrectos logra que
Simón salte por la ventana. Bolívar se
oculta debajo del Puente del Carmen
y un hombre lo vio, pero por suerte era
su cronista. Lo había salvado su amante,
Manuelita, a la que la gente llamaría después
"La Libertadora del Libertador".
 
 

Al día siguiente de la conjura, tenía un aspecto deplorable, pálido, enfermizo y afectado de una tos seca pulmonar. Pero todavía vuelve comisionado a Quito, cuando Perú invade a Ecuador, obteniendo en 1829 un frágil acuerdo a la causa de la unión. Ya tiene que guardar cama muchos días y su salud está seriamente quebrantada.
 

En 1830 retorna a Bogotá donde se ha convocado una Asamblea Constituyente, pero en ella Venezuela se declara Estado independiente y en Nueva Granada la oposición a Bolívar es cada vez mayor.
 

Renuncia a la presidencia y se retira a la Finca de Fucha, cerca de Bogotá, que hoy se llama la Quinta de Bolívar.
Muchos partidarios lo reclaman, pero él renuncia a toda oferta de poder. Allí se entera de que el Congreso de Venezuela le declara origen de todos sus males. La Gran Colombia se desintegra.
 

Se traslada a Cartagena (Colombia). Las calles le reciben llenas de banderas y las tropas le rinden armas. Ha decidido embarcarse en el buque inglés Shannon que en breve arribará. En una parroquia de Cartagena le llega la noticia del asesinato en Los Berruecos (Colombia) de su lugarteniente y amigo Sucre. Fue como un golpe final.

Página 2 de 4       [ 1 ]   2   [ 3 ] [ 4 ]
 
Página 3 de 4       [ 1 ]   [ 2 ]   3   [ 4 ]

Se retira a descansar a Barranquilla y luego a Santa Marta. Y allí se dirige a la finca de su amigo español Joaquín Mier denominada Quinta de San Pedro Alejandrino. Entra abatido en la casa de Joaquín y mira la biblioteca. Y le dice: Mier, has tirado el dinero comprando estos libros. Apenas se salva éste, y le señala el Quijote.
 

El doctor MacNeight, que lo ha venido acompañando califica sus males de "catarro pulmonar crónico", expresión popular de lo que él mismo describe como "tisis pulmonar llegada a su último grado".
 

Sumido en una tremenda fiebre se le oye decir ¡Muchachos, vámonos! ¡Esta gente no nos quiere en esta tierra!. Lleven mi equipaje a bordo de la fragata.
 

El 10 de diciembre, el obispo de Santa Marta le vino a visitar. Se avino a recibir los últimos sacramentos y recibió la extremaunción. Hizo testamento y añadió en él "Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo a la tumba".
 

Alguien dijo a los edecanes y generales que le acompañaban: Señores, estos son los últimos momentos del postrer aliento de El Libertador".
Era la una y siete minutos de la tarde del 17 de diciembre de 1830. Desaparecía el hombre que recogió la bandera de la emancipación hispanoamericana.
 

Don Miguel de Unamuno (Bilbao 1864 - Salamanca),
gran filósofo y escritor español que calificó
a El Quijote y a Bolívar como esencias
de la Hispanidad, dijo:
"los últimos momentos del Libertador
fueron de intensa poesía como
los últimos momentos del
caballero manchego"

 

"los últimos
momentos
del Libertador
fueron de
intensa poesía como
los últimos momentos
del caballero manchego"

Como admiradores de su figura, no queremos terminar este reportaje sin rendir crónica y homenaje a su último amor Manuelita Sáenz.

Página 3 de 4       [ 1 ]   [ 2 ]   3   [ 4 ]
 
Página 4 de 4       [ 1 ]   [ 2 ]   [ 3 ]   4

Tras la muerte de Bolívar, Manuelita entró en la más terrible desesperación, y se hizo morder por una serpiente venenosa en un intento de suicidio. A la muerte de Bolívar fue expulsada de Colombia y Jamaica le ofreció exilio.
 

Logró llegar a Ecuador en 1835, pero el Presidente Rocafuerte le anuló su pasaporte y no sabía donde ir. Era una apátrida. Al final se fue a un pueblito del norte de Perú, llamado Paita.
 

Allí fue visitada por personajes ilustres como Herman Melville el autor de la novela Moby Dick, por el ilustrado Simón Rodríguez, por el patriota italiano Garibaldi y por el escritor peruano Ricardo Palma.
 

En 1837 se le otorgó licencia para retornar a Ecuador, pero no quiso volver. Pasó veinticinco años dedicada a vender tabaco y dulces y hacer bordados. También escribía y traducía cartas a los marineros de los barcos balleneros que pasaban por la zona. Sufrió una invalidez al caerse por una escalera y su esposo inglés murió asesinado en 1947 y no le dejó nada. Esto la sumió en una extrema pobreza.
 

El 23 de noviembre de 1856 moría Manuelita a los 59 años de edad víctima de la difteria que azotó la región. Fue enterrada en una fosa común en el cementerio local. Todas sus posesiones fueron incineradas, como era norma sanitaria en la época para evitar contagios incluidas las cartas de amor de Bolívar, pero una parte de su correspondencia fue rescatada de los escombros por el General Don Antonio de la Guerra.
 

Manuelita está considerada por los historiadores como uno de los personajes más singulares de las guerras de independencia de Hispanoamérica. También destacó en la defensa de los derechos de la mujer, más allá de lo que era habitual en su época.
 

Manuelita Sáenz combatió en la Batalla de Pichincha con el grado de Teniente de Húsares del Ejército Libertador y después en la Batalla de Ayacucho que puso fin a la presencia española en América, a las órdenes del Mariscal Sucre.
 

En 1994, la ciudad de Quito dedicó un museo a la memoria de la heroína Manuelita Saenz. Y el 22 de mayo de 2.007, el Presidente de Ecuador, Don Rafael Correa le concedió, el grado de Generala de Honor de la República de Ecuador.
 

 
Página 5 de 5       [ 1 ]   [ 2 ]   [ 3 ]   [ 4 ]   5

Manuelita ha inspirado muchos guiones de novela como la "Insepulta de Paita" escrita por Pablo Neruda, "Manuela Sáenz Libertadora del Libertador" por Alfonso Rumazo, Las "Cuatro Estaciones de Manuela" de Wolfgang von Hagen, "Manuela" de Gregory Kaufman, y "La esposa del Dr. Thorne" de Denzil Romero.

En Cine tenemos la película "Manuela Saenz" del venezolano Diego Risquez y en televisión una telenovela colombiana llamada "Manuelita Sáenz". También en teatro está la obra "Manuela Sáenz" de Luis Peraza.

Historiadores relevantes del Siglo XIX tanto conservadores como liberales, como Pedro Moncayo y Juan León Mera la ignoraron por completo. Pero en el Siglo XX, Rumazo, Neruda, Arciniegas y otros reivindicaron su memoria.

En 1983 escritores como Nela Martínez, Eugenia Viteri, Pedro Jorge Vera y otros revindicaron la figura de Manuela y la elevaron a heroína de los derechos de la mujer latinoamericana (Declaración de Primer Encuentro con la Historia: Manuela Saenz -Paita 1989-).
 

Terminamos nuestra serie Simón Bolívar "El Libertador" rindiendo homenaje a su extraordinaria figura de cara a los Bicentenarios de Independencia de los países de la Comunidad Hispánica.
 

Asimismo les informamos sobre nuestra intención próxima de publicar una monografía escrita sobre Bolívar que anunciaremos por nuestra página WEB cronicashispanas.com .


  FIN DE LAS CRONICAS DE SIMON BOLIVAR.
» Volver a inicio

Valid XHTML 1.0 Strict
¡ CSS Valido !
Diseño: Habilitaweb.com
Puede hacer comentarios o sugerencias por mail sobre este Reportaje:
Enviar un e-mail con comentarios o sugerencias a Tomás Bethencourt Machado Enviar E-mail a T B M